EL JUEGO DEL REY SABIO

Este juego se diseña para conmemorar el 750 aniversario de la fundación del Concejo de Murcia por el rey Alfonso X en 1266 y cuenta la historia de la ciudad de Murcia desde su fundación hasta esta fecha.

El tablero es el plano de la ciudad de Murcia del siglo XIII, y en él las casillas describen su historia, desde la fundación el año 825 hasta 1266, permitiendo su lectura descubrir la evolución de la medina musulmana a la ciudad cristiana que conoció el Rey Sabio, los trascendentales cambios que sufrió al pasar a manos cristianas, la forma de vida, sus calles, viviendas, edificios significativos, plazas, mercados, oficios…

De las 63 casillas del juego, 15 son casillas “SABIAS” y conforman una ruta por los monumentos o sus huellas, existentes en este período y que todavía hoy podemos visitar en la ciudad.

El objetivo del juego es llegar a la casilla 63, avanzando por el tablero siguiendo las reglas de juego establecidas, consiguiendo el primero en llegar, el “SELLO” otorgado por el Rey Sabio.

Promovido por el Ayuntamiento de Murcia dentro de las actividades organizadas con motivo del 750 Aniversario del Concejo de Murcia. Se puede solicitar entre otros espacios culturales en el Museo de la Ciudad.

 

El Juego del Rey Sabio ha sido premiado en los XIX Premios de Arquitectura y Urbanismo de la Región de Murcia con el Premio a la Innovación y Divulgación.

Arquitectos: Enrique de Andrés y Coral Marín (Arquitectura de Barrio)

Ilustración: Diego Lizán

Muy agradecidos por el reconocimiento!!

 

Murcia 1266
Hace 750 años la ciudad de Murcia experimentaba cambios trascendentales que marcarían su historia. Mursiya comenzaba el siglo XIII para acabarlo siendo Murcia, produciéndose las principales transformaciones en torno a la mitad de este siglo, sobre todo desde 1266.
Mursiya, la ciudad andalusí fundada por Abderramán II en el año 825, llegó a su máximo esplendor como capital de Sharq al-Ándalus en el siglo XII bajo el emirato de Ibn Mardanish, “El Rey Lobo”. A comienzos del siglo XIII bajo el emirato de Ibn Hud viviría su última etapa de apogeo, pues tras su muerte el poder musulmán comenzaría su declive.
Y así en 1243, entre la presión de la Orden de Santiago y del emirato Nazarí, se firmaría el Tratado de Alcaraz, la taifa de Murcia se sometía a la corona de Castilla y comenzaba aquí la transformación de la Murcia musulmana.
Alfonso X es coronado rey en 1252 y en estos años, musulmanes, judíos y cristianos conviven en la ciudad, pero el incumplimiento de lo pactado en Alcaraz llevó a los musulmanes a sublevarse en 1264. La represión de los mudéjares acabó en 1266 con la entrada de Jaime I en la ciudad, consagrando la mezquita Mayor, la mezquita Aljama, transformándola en Iglesia de Santa María tras su entrada, empezando aquí la definitiva transformación de Mursiya en Murcia… hace 750 años…

El rey inició los Repartimientos, el reparto de tierras entre los nuevos pobladores cristianos con el fin de repoblar las tierras abandonadas. Comenzaron las transformaciones urbanas para adaptar la ciudad a las nuevas necesidades cristianas, viviendas más grandes abiertas hacia el exterior, calles más amplias, la desarticulación del zoco musulmán centro de actividad de la ciudad andalusí, creando nuevos espacios adaptados a las necesidades de esta nueva sociedad. La actividad se trasladó a la plaza del Mercado actual plaza de Santo Domingo, pasando la calle Trapería abierta en esta etapa, a ser una de las principales vías urbanas.
La medina quedó reservada a los cristianos, transformando las mezquitas en templos cristianos que conformaron las nuevas parroquias, el arrabal de la Arrixaca quedó reservado a los musulmanes y se formó una judería dentro de la medina en torno a la plaza de Sardoy.
Se abrieron nuevas puertas en las murallas que generaron nuevos caminos, el puente de barcas sobre el río segura terminaría el siglo ya como puente de piedra, garantizando un enlace permanente con Cartagena y la salida hacia el mar.

Las órdenes religiosas se instalan en la ciudad, en 1266 los dominicos fundaron la Escuela de Lenguas Orientales, precedente medieval de la Universidad de Murcia.
Alfonso X, el monarca más universal que produjo la Edad Media hispánica, por la amplitud de su cultura, el carácter renovador de sus leyes y por la generosidad y ambición de sus empresas artísticas estuvo muy vinculado a la ciudad de Murcia.

Toledo, Sevilla y Murcia fueron los centros en los que el Rey reunió a sabios de toda procedencia y pensamiento creando obras que han llegado a nuestros días, Las 7 Partidas, las Tablas Alfonsíes, EL libro de los Juegos… en las Cantigas a Santa María dedicaría la cantiga 169 a Santa María de la Arrixaca, primera patrona de la Ciudad.

Muchos fueron los privilegios que el Rey sabio otorgó a Murcia siendo el primer “Privilegio rodado” el que ahora celebramos, el concedido hace 750 años. El 14 de Mayo de 1266 Alfonso X otorgó el ‘Privilegio rodado’ a la ciudad de Murcia, lo que se conoce como el Fuero de Sevilla. En este documento el rey constituyó el Concejo de la ciudad y le concedió la enseña concejil y el sello.

Arquitectura de Barrio (Enrique de Andrés + Coral Marín)

 

 

 

 

 

 

7

77

777

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




FacebookTwitter

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba